Maquinaria y Equipamiento, Mecánica en General

Cómo elegir el mejor elevador de vehículos

mecanico-revisando-vehiculo-suspendido-en-elevador-de-coches

Hace tiempo que los puentes elevadores vinieron a sustituir, en los talleres, a los tradicionales fosos. Aquí explicaremos qué debemos considerar antes de comprar uno, además de enumerar algunos consejos para su mantenimiento.

El elevador de coches es una herramienta central en cualquier taller mecánico que se precie. Los hay, como veremos en este artículo, de diferentes tipos. La elección dependerá de las tareas que tengamos que realizar con él, puesto que la labor a la que vamos a destinar esta maquinaria será crucial, por efectividad y comodidad.

También pueden influir en nuestra decisión el precio del propio elevador o la estética y tamaño de nuestro centro de trabajo, así cómo otros factores que veremos más adelante. Pero primero conozcamos cómo se clasifican los elevadores de coches.

 

Tipos de elevadores de coches profesionales

Aunque los elevadores hidráulicos pueden ser de una columna, de dos o cuatro columnas, de tijeras, de tijeras de pasarela corta (rueda libre), o de columnas móviles -estos pueden desplazarse por el taller-, en este artículo nos centraremos en los dos grandes grupos que, según nuestro Departamento de Maquinaria y Posventa, serían los siguientes:

Elevadores de dos columnas

Los elevadores de dos columnas, son los elevadores por excelencia y permiten acceder a toda la parte inferior del vehículo, de manera que el mecánico pueda realizar todo tipo de reparaciones mecánicas de la transmisión de potencia. Son capaces de elevar vehículos de hasta 4 ó 4.5 toneladas, como este elevador de FCAR Europe. Hay dos subtipos:

  • Semibase, en los que la comunicación hidráulica y mecánica entre las columnas se produce a ras de suelo, con una pequeña rampa que asegura el paso del coche y el trabajo.
  • Sin base o “de puente”, en los que las conexiones se realizan por encima del vehículo; resultan especialmente útiles para quienes necesitan trabajar transmisiones de 4×4 o cajas de cambios, por ejemplo. Elevador sin base de FCAR Europe.

Elevador FCAR 2 columnas FC40PE

2.583,002.680,00 (No incluye IVA)
Elevador electro-hidráulico de dos columnas FCAR FC40PE de 4Tn

Elevador 2 columnas FC40LE

3.363,00 (No incluye IVA)
Elevador electro-hidráulico de dos columnas FCAR FC40LE de 4Tn.

 

Elevadores de tijeras

Los elevadores de tijeras, dejan el taller limpio de obstáculos, de modo que suelen ser los ideales para quienes tienen que trabajar alrededor del vehículo, accediendo a toda la carrocería con total comodidad especialmente útil para los talleres chapistas y carroceros. En OBDCenter disponemos de los modelos FC305 empotrable y FCAR FC35CBS (este último cuenta con rampas de acceso que alargan la superficie de elevación).

Elevador de tijeras FCAR FC35CBS

4.220,004.388,00 (No incluye IVA)
Elevador de tijera de superficie de 3.500Kg.

Elevador de tijeras empotrable FC30S

3.319,003.430,00 (No incluye IVA)

 

¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar un elevador?

Como se ha dicho al principio de este artículo, además de la finalidad, los metros cuadrados del taller y el presupuesto disponible, varios son los factores que deben considerarse a la hora de adquirir esta maquinaria. El tamaño en el plano es menor incluso que el de superficie, pero necesita realizar una obra que no en todas las situaciones es posible. Es lo suficientemente serio como para pensar muy bien en qué modelo nos hace falta.

taller-mecanico-con-elevadores-de-vehiculos

Los metros cuadrados del taller, el tipo de energía y la calidad del suelo son fundamentales a la hora de comprar un elevador.

Otra cosa que hay que pensar es en el tipo de energía que vamos a suministrar a nuestro equipo en el espacio de trabajo. Puede ser energía trifásica (aquella que tiene 3 fases y 3 corrientes alternas -RST-, así como un voltaje de 380 voltios), o monofásica (aquella que tiene una sola fase y corriente alterna, que va de 220 a 230 voltios), según los estándares europeo y americano. Mientras que la corriente monofásica está presente en todas las viviendas o locales, la trifásica es más habitual en las naves industriales.

La calidad del suelo o basamento al que será atornillado un elevador de columnas es importantísima también. Un elevador es susceptible de levantar un volumen muy pesado, bajo el que los profesionales han de trabajar. En el caso del elevador de columnas, lo ideal, para evitar riesgos laborales, es disponer de un buen suelo de hormigón con, aproximadamente, unos 150 milímetros -como mínimo- de profundidad. Para los elevadores de tijeras, por otro lado, lo suyo es que el suelo sea resistente, si bien casi será más relevante que la solería disponga del mejor nivel posible.

 

Cómo mantener el elevador en el mejor estado

Es necesario seguir en todo momento las recomendaciones de los profesionales para el mantenimiento -diario, mensual y anual- del elevador en nuestro taller. Es muy recomendable contratar el mantenimiento con técnicos homologados por el fabricante, que hagan una revisión periódica y anual del montacoches impecable; que sigan lo que está estipulado en la normativa correspondiente.

El elevador vivirá una larga vida, pero sobre todo se ganará en seguridad laboral. Seguridad que hay que trabajar diariamente con una revisión visual de la propia máquina para comprobar su seguridad y estabilidad, examinando cables y cadenas; una mancha de aceite puede alertar de una fuga, por ejemplo.

mecanico-arreglando-coche-elevado-en-un-elevador-de-dos-columnas

El funcionamiento de ésta dependerá igualmente de la buena sujeción y lubricación de las piezas, que habrá que revisar al menos una vez al mes. El anclaje ha de ser correcto, para evitar accidentes.

 

Consejos para trabajar con seguridad

En primer lugar, cabe decir que solo un profesional formado puede utilizar un elevador de coches, puesto que no se trata de una máquina cualquiera. Aunque el modelo esté dotado de los dispositivos adecuados para evitar un descenso no deseado, así como de mecanismos para fijar el vehículo y evitar su desplazamiento o caída… la persona que manipule esta maquinaria deberá conocerlos perfectamente. De ahí que dejemos aquí los siguientes consejos:

  1. La zona de acción del elevador debe estar limitada correctamente, y despejada de personas y objetos.
  2. La máquina debe revisarse, como se ha dicho, al igual que cualquier otro equipo mecánico (suspensión, niveles de fluido en los cilindros hidráulicos…). Ante cualquier anomalía, se detendrá su funcionamiento (fugas de aceite, tirones…).
  3. Se deben evitar sobrecargas.
  4. En los de dos columnas hay que asegurar el posicionamiento del vehículo antes de elevarlo; también una vez que se empiece a elevar.
  5. El trabajo al extraer el motor, o aflojar piezas, apoyarse… ha de ser cuidadoso, evitando desequilibrios o desplazamientos del centro de gravedad de la carga.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *